Curso 2015-2016

De Maristaspedia

Contenido

SEPTIEMBRE

MENSAJE DEL DIRECTOR

Estimada Familia Marista:


Estimada Familia Marista: Este nuevo curso nos traerá su “novedad” y además lo queremos celebrar y vivir “contigo”. Convencidos de que la compañía del otro y el compartir nos enriquece y nos hace crecer como personas. Existe una leyenda de la tribu Cherokee que dice así: Un anciano indio Cherokee invitó a los niños de la aldea a sentarse en círculo para contarle un cuento sobre la vida, sobre los distintos caminos que podemos elegir para seguir en la vida…

El indio les dijo: - Hay una batalla que siempre ocurre en mi interior y que también estará en vuestro interior… es una gran pelea entre dos lobos:

… Un lobo representa: el miedo, la ira, la envidia, la pena, el arrepentimiento, la avaricia, la arrogancia, la culpa, el resentimiento, la inferioridad, las mentiras, el falso orgullo, la superioridad y el ego.

… El otro lobo es: la alegría, la paz, el amor, la esperanza, el compartir, la serenidad, la humildad, la amabilidad, la benevolencia, la amistad, la generosidad, la verdad y la fe.

El anciano miró a los niños y les dijo: - Esa misma lucha está teniendo lugar en vuestro interior y en el de cualquier persona que viva.

Los niños se quedaron pensando un momento y uno de los nietos le preguntó al abuelo: - ¿Y cuál de los dos lobos ganará?

Y el anciano Cherokee respondió: - Ganará el lobo al que más alimentes.

Querida familia, alimentemos el amor, el compartir, el construir y ampliemos la propuesta de soñar, planificar y llevar a nuestra vida todo lo bueno y nuevo que se nos muestra cada día, “La Buena Nueva de Jesús”, la buena noticia del Reino de Dios.

Feliz curso.


H. CHANO GUZMÁN MORIANA

LEMA CURSO 2015- 2016

Contigo, lo nuevo Este lema nos impulsa a tener en cuenta a los demás con el pronombre personal “contigo”. Como educadores nos invita a poner en el centro de la labor educativa a nuestros alumnos y a saber estar con ellos en el día a día, codo con codo. Animados por Marcelino y por nuestra buena madre María, estamos urgidos a compartir misión y vida; a hacer nuevo el sueño de Marcelino en nuestra realidad. El lema de este curso nos mueve a obrar, a actuar y convertirnos en exploradores del mundo que tenemos delante y que nos ofrece multitud de oportunidades de crecer. Al decir “contigo” pensamos en: - Los demás, con los que vivimos el día a día (compañeros de clase, amigos, profesores, familia…) y es una llamada a compartir el nuevo curso. - Pensamos en las relaciones educativas en clave de acompañamiento: contigo camino, contigo crezco… Además son propuestas de acompañamiento personal, tutorial y cristiano. Aquí resuena aquello de los compañeros de camino de Jesús, como los de Emaús, los discípulos, etc. - Si contigo se lo decimos a Dios, renovamos nuestro compromiso de caminar junto a Él. Nosotros le decimos a Dios: contigo, contigo camino, contigo vivo… - También nos lo dice Dios directamente a cada uno. Él que hace nuevas todas las cosas nos invita permanente a ser hombres nuevos, capaces de vivir desde Dios, encarnando los valores del Evangelio. - Evocamos valores como la amistad (contigo, amigo mío) y la unidad (la nuestra como hermanos, la unidad con Jesús, como la vid y el sarmiento…) - Y en este año Fourvière, de preparación del bicentenario Marista, “contigo” interpela a hermanos y laicos. Los orígenes de la Sociedad de María nos recuerdan que estamos asociados para la vida y misión.

“Lo nuevo” puede remitirnos a: - Aquello que nos mueve, nos desancla de nuestras comodidades, nos impulsa hacia nuevos retos, sugiere ganas de superación y nos hace avanzar. - Invita a la apertura a nuevas formas de ver y pensar, propiciando la interculturalidad, abiertos a la diversidad,… A acoger a los nuevos, los diferentes. - En esto resuena la novedad educativa, la novedad metodológica, la novedad en nuestra escuela… - Una nueva relación entre hermanos y laicos, como nos invitaba el último Capítulo General, para servir mejor a la apasionante misión que la Iglesia nos confía. - La llamada central del Bicentenario marista en cuyo proceso estamos: Maristas 2017, un “nuevo” comienzo. El nacimiento de una nueva época para el carisma marista. - Lo nuevo en tecnología y comunicaciones es parte de nuestro mundo, necesitamos usar bien las nuevas comunicaciones y redes sociales, que nos vinculan de un modo nuevo. Es tiempo de comunicarnos y crecer juntos. - En estos años resuena la llamada insistente de nuestro Superior General: construimos una Iglesia nueva, marial, de relaciones fraternas y acogedoras. Contigo, lo nuevo es una propuesta educativa y de crecimiento para todo un curso. Para construirla cooperativamente, juntos, encontrado el “contigo” de quien camina a nuestro lado es un sueño que abre nuestros horizontes al futuro, en clave relacional, en el espíritu de familia tan propio de la escuela marista, y en las relaciones cordiales y familiares que Champagnat proponía es un proyecto de vida, en clave cristiana y abierto a Jesús, el que “hace nuevas todas las cosas.” Y nos regala vida plena: “Al que tenga sed le daré a beber gratis del manantial del agua de vida” (Ap. 21)

ARRANCANDO MOTORES

ARRANCANDO MOTORES

Comenzamos un nuevo curso y con él renovadas ilusiones, mucho que contar del verano y amigos más altos, más guapos y mejores en todos los sentidos. Volvíamos del estío el 10 de septiembre, sin las prisas del año anterior y con tiempo suficiente para incorporar a los peques de 3 añitos ellos solitos y preparar las presentaciones con el lema de “Contigo, lo nuevo”, toda una estupenda y moderna “declaración de intenciones” que se ponen en marcha en el presente curso. Este curso adelantábamos lo máximo posible las reuniones de padres de infantil y primaria, especialmente la de 3 años y las familias de 1º de primaria por el cambio de etapa, ambas antes de empezar el curso. Y el resto de niveles de infantil y primaria se realizaban por primera vez en el mes de septiembre. Ilusión, innovación, visión, acción… Un curso por descubrir, por supuesto, contigo.

REUNIONES DE PADRES


EL PRIMER DÍA

Herramientas personales